· 

Valencia se tiñe de naranja por el mundo rural


Una marea naranja tomó las calles de Valencia ayer día 26 de mayo para denunciar el abandono del mundo rural

Una 'marea naranja' formada por 40.000 personas, tomó las calles de Valencia para denunciar el abandono de las tierras de cultivo y el poco apoyo de las instituciones al mundo rural. La manifestación fue respaldada por más de una decena de asociaciones relacionadas con el mundo rural.

Las entidades que han participado en la manifestación, convocada por la Federación de Caza de la Comunitat Valenciana, han sido:

 

– Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA).

– Unió de Llauradors i Ramaders.

– Federació de Tir i Arrossegament de la Comunitat Valenciana.

– Federació de Penyes de Bous al Carrer.

– Federació de Colombicultura de la Comunitat Valenciana.

– Asociación de Ganaderos de Bous al Carrer.

– Federación de Pesca de la Comunitat Valenciana.

– Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana.

– Asociación Española de Rehalas.

– Asociación de Rehalas Regionales Españolas.

– Federación Ornitológica Cultural Silvestrista Española.

– Asociación en Defensa de las Tradiciones de Bous al Carrer.

– Asociación de Criadores de Caballos de Pura Raza Española.

– Asociación de Propietarios Rurales para la Gestión Cinegética y Conservación del Medio Ambiente.

– Asociación Internacional de Bicicletas de Montaña.

Reclamaron cambios normativos que faciliten el control cinegético, la puesta en marcha de mecanismos de control para compensar las pérdidas que sufren los agricultores y medidas concretas para luchar contra el despoblamiento de las zonas rurales y la continua desaparición de puestos de trabajo en el sector primario.

 

También pedían que tradiciones tan arraigadas como els bous al carrer, el tir i arrossegament o la caza dejen de ser desprestigiadas y criminalizadas sistemáticamente, cuando en realidad no solo son una manifestación cultural, sino también un medio de vida, generador económico y modo de gestión y conservación del medio natural.

 

Las entidades convocantes de la movilización reiteraron su compromiso en la defensa del medio ambiente, el campo y los montes, ya que son su herramienta de trabajo y su forma de entender la vida, por lo que manifiestan que son los primeros interesados en mantenerlos en perfectas condiciones.

"Las actividades que lleva a cabo el mundo rural son clave para gestionar de forma activa los ecosistemas forestales para adaptarlos al cambio climático, con el fin de lograr bosques más resistentes a los incendios, pero también a las plagas y las situaciones climatológicas extremas", concluyen los convocantes.

Informa: Palomeando


Escribir comentario

Comentarios: 0